Insomnio

Hoy es el cuarto día consecutivo que me duermo entre las tres y las cuatro de la mañana. Mi cuerpo se resiente. Estoy cansada, me pican los ojos y me cuesta concentrarme. Por desgracia, esta sensación no es nueva ya que llevo años sufriendo estos episodios de insomnio. Paso horas y horas en vela debatiéndome entre quedarme en la cama dando vueltas o levantarme y hacer algo de provecho.

Vamos a intentar sacar algo positivo de todo esto: he leído que las mentes más inteligentes registran mayor actividad de madrugada. Quiero pensar que mi insomnio es debido a eso y no a la ansiedad, a alguna preocupación o a las hormonas… La parte “buena” de este asunto es que puedo aprovechar esas horas de silencio para hacer lo que durante el día a veces parece imposible. Como por ejemplo, leer, estudiar o escribir esto (he de decir que la mayoría de mis posts, por no decir todos, han sido creados de madrugada).

En fin, como cada día después de una noche de insomnio, solo me queda confiar en que hoy dormiré tranquila y a gusto y que recuperaré las horas de sueño perdidas.

Felices sueños…

Anuncios

Un comentario en “Insomnio

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s