No soy como tú

Somos diferentes. Y ya está. Eso es lo que hace que la vida sea interesante, las diferencias entre unos y otros. Y no hay que alarmarse por encontrarnos con una persona que no piensa, no actúa o no siente lo mismo que nosotros. Somos diferentes y punto.

El problema viene cuando esas diferencias pasan a ser una limitación, cuando la falta de empatía de las personas nos lleva a discutir, a sentirnos incomprendidos y a poner una distancia imaginaria entre dos personas que se encuentran a pocos centímetros. El problema viene cuando las diferencias existentes entre la forma de ser de esas dos personas llevan a la ausencia de respeto entre ellas.

Durante mis 27 años de vida he podido comprobar que estas diferencias interpersonales son también, por desgracia, la mayor causa de decepción entre unos y otros. Nos decepcionamos cuando una persona de nuestro entorno, una persona importante, no hace, no dice y/o no piensa como lo haríamos nosotros. Si reflexionamos sobre esto fríamente, es una situación que se da de forma natural ya que todos somos diferentes, con más o menos cosas en común pero diferentes al fin y al cabo. Sin embargo, no somos lo suficientemente inteligentes como para aplicar ese hecho en una situación real, y nos dejamos llevar por las emociones que, de manera inevitable, nos arrastran a decepciones y discusiones absurdas.

Como ya comenté una vez, yo siempre me he sentido diferente al resto y, debido a eso, he sufrido (y aún a veces sufro) alguna de las situaciones que he descrito anteriormente. Tal vez por eso haya sido capaz de desarrollar mayor respeto y empatía por los demás, o al menos eso he intentado siempre. Sin embargo, me sigo encontrando con gente que parece dolida o decepcionada cuando no me comporto como esperan, personas que me hacen sentir inferior con sus comentarios o que incluso me han tachado de egoísta cuando lo único que intento es ser fiel a mí misma, a lo que pienso y a lo que siento.

Y yo me pregunto… ¿Por qué tenemos que pensar de la misma manera y reaccionar de forma similar en una situación determinada? ¿Por qué tenemos que sentir lo mismo? ¿Por qué tengo que hacer lo que tú harías si no me sale de forma natural? No soy como tú…

Todos los hombres son diferentes, y deben hacer lo posible por continuar siéndolo – Paulo Coelho

Anuncios

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: