Una semana más

No ha sido una buena semana. En realidad creo que tampoco ha sido mala del todo pero hay detalles que me impiden quedarme con un buen sabor de boca.

Prácticamente no he salido de casa: salir 7 horas en 7 días es poco tiempo, muy poco, pero el ánimo y las ganas no me han acompañado… Además, esta semana me ha tocado batallar contra mis hormonas y, una vez más, he salido perdiendo. Quizá esas hormonas sean las culpables de que haya revivido un par de sensaciones recurrentes que me dejan emocionalmente agotada y frustrada, con ganas de llorar y de salir corriendo (literalmente). Ahora mismo necesito decir muchas cosas, necesito desahogarme pero, ¿serviría de algo? Ni siquiera estoy segura de querer hablar de esas sensaciones recurrentes… Me preocupan más de lo que estoy dispuesta a reconocer, pero seguramente sean mis hormonas haciendo de las suyas. Me ponen más sensible y vulnerable de lo normal, así que sé que debería esperar un poco antes de entrar en pánico. Un poco tarde para decir eso… 

Le doy mil vueltas a la cabeza y al final pienso “¿y qué mas da?”. Ya es domingo. Mañana comienza una nueva semana llena de ofertas de empleo y de rutina. Una semana más. Y la parte buena es que las hormonas se habrán tranquilizado lo suficiente como para permitirme el lujo de no querer huir, de dejar otra vez esas cosas que me preocupan a un lado y de intentar centrarme en lo bueno de cada día. Al menos por ahora…

Anuncios

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: