Cabrón

No existen adjetivos suficientes para describir cómo me siento… Frustrada, cabreada, impotente, asqueada… Hace unas horas, han robado la bici de mi novio delante de nuestras narices.

Mientras estábamos tomando algo en una cafetería, un hombre se ha acercado misteriosamente a la bici, poco a poco, pasando desapercibido entre la multitud que paseaba por la plaza aprovechando el buen tiempo. Me estaba dando mala espina pero no podía imaginar lo que iba a pasar. De repente, un sexto sentido, una intuición me dice que tengo que mirar en esa dirección y ahí estaba el… no sé cómo llamarle, la verdad… ahí estaba ese individuo quitándole la cadena de seguridad a la bici como si fuera suya. Con una facilidad pasmosa. Sin duda, no era un novato…

En ese momento, le he dado un manotazo a mi novio: “¡la bici!” y he echado a correr. Han sido pocos segundos en los que hemos corrido tras él, le hemos gritado, le hemos insultado… pero, ¿para qué? En cuanto se ha dado cuenta de que le seguíamos ha acelerado y se ha perdido entre las calles del centro de la ciudad.

Lágrimas de rabia que me trago, me obligo a no llorar. Y cuando me acerco a mi novio solo quiero tranquilizarle y asegurarme de que se encuentra bien: lleva meses luchando para recuperarse de una lesión de rodilla (rotura parcial del ligamento cruzado anterior… como los futbolistas, sí) y le acabo de ver correr 100 metros a máxima potencia.

A partir de ese momento nuestro plan del lunes ha cambiado completamente: policía, denuncia, una búsqueda absurda… y un dolor en el pecho que me acompaña desde que grité “cabrón” con todas mis fuerzas…

Ahora que me he quedado sola, vuelven las ganas de llorar y, si yo me siento así, prefiero no imaginar cómo se siente mi novio… Ojalá lo que siento por ti fuera suficiente para borrarte esta mala sensación….

En fin, creo es mejor dejar de pensar en esto. Mañana será otro día.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. redalmados
    Abr 10, 2014 @ 16:40:29

    Siii…yo creo que el título le viene muy bien.
    Ánimo, sé que da mucha rabia. Hace poco robaron en casa de mis padres arrancando una ventana y te sientes impotente y con rabia a parte del miedo. Al menos pensé que no le había pasado nada malo a nadie.
    Ánimo. Un beso

    Responder

    • Beitmotiv
      Abr 10, 2014 @ 20:35:50

      Gracias por los ánimos. Ya estamos más tranquilos y yo, al igual que tú, me consuelo pensando que por lo menos ha sido sin violencia de por medio… ¡Gracias también por leerme y comentar! ¡Un abrazo!

      Responder

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: