Familias

Hace un par de días fue el cumpleaños de mi novio y, después de casi 5 años de relación, compartí por primera vez mesa y mantel con su familia. Ya los conocía a todos pero es curioso, nunca me habían incluido en sus reuniones familiares a pesar de que nuestra relación es más larga que cualquiera de las que mantienen cada uno de ellos.

La verdad es que tengo que confesar que yo nunca he tenido ningún interés especial por formar parte de esas quedadas. Mi timidez hace que estas situaciones me resulten complicadas (más aún teniendo en cuenta que últimamente no he estado en plena forma…) y, además, no creo que ni mi novio ni yo tengamos muy arraigado el concepto tradicional de familia

Simpsons
La familia Simpson

En mi caso concreto, mis padres se separaron cuando yo tenía 16 años.  Mi padre en seguida “desapareció” del mapa. Lo pongo entre comillas porque seguía estando aquí, en Badajoz, pero no ejercía de padre como a mí me hubiese gustado que lo hiciera. Al poco tiempo se marchó a Castellón y allí sigue… En cuanto a mi madre, sigo viviendo con ella y nuestra relación no es mala, pero del concepto de familia que aprendí y viví en mi infancia ya no queda apenas nada. Sin duda, la persona más importante para mí y con la que mantengo una conexión especial es mi hermana. A pesar de que ella haya hecho su vida lejos de aquí y de que a veces tengamos nuestras diferencias, sé que siempre estará ahí para mí. Pase lo que pase.

Aun sin haber entrado en muchos detalles, creo que no es difícil entender o imaginar lo que puede afectar vivir una serie de acontecimientos familiares desagradables, sobre todo si ocurren en la infancia y/o en la adolescencia de una persona. Casualmente, la situación familiar de mi novio no es muy diferente de la mía, y creo que a ambos nos ha marcado y nos ha influido de cierta manera en nuestro carácter, haciéndonos a los dos más independientes.

Es obvio que hay muchos tipos de familias y que cada persona vive una experiencia diferente pero yo he tenido la suerte de encontrar a alguien con el que no solo me entiendo bien al tratar este tema, sino que además lo comparte conmigo y me acompaña en cada evento familiar, en los buenos pero sobre todo en los malos. Así que, ahora que su familia se ha decidido a tenerme en cuenta, yo haré lo mismo. Y no será por obligación, será porque él se lo merece

Anuncios

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s