Buenos pensamientos

Desde que decidí la fecha de mi viaje a tierras valencianas, me despierto cada día con una sensación en el estómago muy incómoda. Intento controlar mis nervios dando paseos, haciendo yoga, intentando estar entretenida… y si no hay nada que funcione, a base de tranquilizantes.

Ya hace muchos años que me recetaron ansiolíticos por primera vez y siempre he sido reticente a la hora de tomarlos. No quiero que mi bienestar dependa de ellos así que la mayoría de las veces que me he sentido mal he optado más por los remedios naturales como una caminata o las hierbas relajantes. Sin embargo, esta vez siempre llevo en mi bolso una pequeña dosis de la última sustancia que me ha recetado el médico. No quiero puedo seguir estando mal, y si necesito un compuesto sintético para conseguir un poco de paz interior, pues vale, bienvenido sea.

Una vez más, me voy a cruzar el país de un lado al otro y pensar en el viaje no me produce buenas sensaciones, sobre todo porque esta vez no las tengo todas conmigo, no estoy segura de que estar allí alivie todo lo que llevo dentro y actúe como bálsamo curativo. Tal vez sea que me siento peor que nunca y que me está costando lidiar con esta situación. Cabeza loca… Sin embargo, mi padre dice: “Si crees que no vas a estar bien aquí, es absurdo que vengas”. Y tiene más razón que un santo. 

Por eso, mientras hago la maleta y preparo libros, música y tranquilizantes para el viaje, me repito frases positivas, que me suban el ánimo, frases que me den algo de seguridad y confianza en mí misma y en mi viaje. Frases que me ayuden a tener una buena predisposición.

Tranquila. Todo va a salir bien. Diez horas de viaje no son tantas cuando te enfrascas en un libro y no puedes parar de leer. Además, esta vez vas en tren, no te vas a marear. Tranquila, porque papá sabe lo que te pasa y no va a crear ninguna situación incómoda, te va a cuidar y vas a ser lo primero para él. Vas a descansar, a tomar el sol y volverás mejor a casa, dejarás el nudo de tu garganta en algún lugar entre el Grao y la playa del Gurugú. Si necesitas estar en silencio, lo entenderán, y si necesitas hablar, papá paseará contigo para charlar. Cuando estés preparada para regresar, lo harás. Y da igual que sea antes o después; siempre habrá alguien esperándote…

Grao de Castellón

Grao de Castellón

Anuncios

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: