Zenitude

Van pasando los días y a pesar de que al principio no me encontraba especialmente bien aquí, poco a poco voy sintiéndome mejor. Mis nervios se van disipando y el tranquilizante ha pasado a ocupar un lugar al fondo de mi maleta. Creo que el estrés y el agobio de las últimas semanas me está pasando factura y estoy agotada prácticamente a todas horas así que solo pienso en dormir y descansar.

Justo antes de venir a Castellón mi hermana me recomendó zenitude (zen attitude, actitud zen) y yo, que siempre he sido muy obediente, me dedico de manera casi obsesiva a la búsqueda de la paz y la tranquilidad. Debido a eso, aún no he ocupado parte de mi tiempo en pensar en el futuro, en qué voy a hacer con mi vida. ¿Qué va a ser de mí? Solamente me lo he planteado durante algunos minutos y he acabado profundamente deprimida así que he apartado la cuestión de mi cabeza hasta nuevo aviso.

Mientras tanto, seguiré comiendo, durmiendo y dando algún que otro paseo por la playa. Y planeando una escapadita con mi novio en mis ratos libres. Y leyendo: después de leer en 6 días “La analfabeta que era un genio de los números” de Jonas Jonasson, hoy me dispongo a comenzar un libro nuevo. Y entre unas cosas y otras confío en que, cuando menos me lo espere, me llegue la inspiración y el ánimo necesario para empezar a tomar decisiones importantes…

Anuncios

5 comentarios en “Zenitude

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s