El amor verdadero

¿Qué es el amor verdadero, el amor real? ¿Lo que yo siento es amor de verdad o se puede sentir más de lo que siento?

No es extraño escuchar “nunca había sentido esto por nadie”, incluso en boca de personas que han convivido durante años con su pareja y de repente encuentran algo diferente en alguien que les hace poner su mundo patas arriba. Y yo me pregunto qué es ese algo… porque vale, sí, yo tambien he tenido a gente en mi vida que hacía tambalear mi mundo, pero ¿esa sensación permanece o es la típica emoción que se siente al comienzo de una relación? ¿Las mariposas en el estómago son eternas?

Todo esto es confuso y subjetivo y, por muchas vueltas que le doy, me cuesta sacar conclusiones. Porque una relación, o lo que algunos llaman un amor de verdad, no se mantiene solo a base de sentimientos intensos y profundos. Porque el amor no es suficiente, por muy verdadero que sea. Entonces, ¿cuánto peso tienen el resto de cosas? La complicidad, el respeto, la diversión, la comunicación… ¿Eso también es una forma de amor más allá de los sentimientos o el amor viene provocado por todo eso? 

¿Y dónde queda la intuición? Ese sexto sentido que te dice, a pesar de las dificultades, que sigas adelante con esa persona, que te esfuerces, que lo intentes. Que esa persona te hace feliz o, lo que es más importante, que puede seguir haciéndote feliz en el futuro. ¿Nuestra intuición tiene en cuenta nuestros sentimientos o es ella la que los alimenta? 

Demasiadas preguntas…

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Félix
    Sep 25, 2014 @ 17:33:05

    Surgen y surgirán en ti todas esas preguntas y yo quiero atreverme a dar mi opinión sobre “el amor verdadero”. Creo que mi blog, es desde que nació, El ático donde asomarse y conocer este sentimiento.
    En principio solo te diré que no existe nada como el amor, pero el amor verdadero, es algo que no todos entienden. No es amor mientras exista intención de posesión. Ahora te haré una pregunta… ¿Amarías de igual forma a esa persona si ella no te amara? Probablemente sí, pero estarías necesitando su atención, pues en realidad el alimentar tu ego a través de ese amor correspondido te hace sentir feliz, tan feliz que las mariposas no cesan de revolotear en tu estomago y no sientes el vacio y la necesidad de ser amado de igual forma.
    Pues bien, el amor verdadero va más allá de todas estas sensaciones y circunstancias, es absolutamente altruista, no necesita, no pide, no demanda nada a cambio. Te aseguro que el día que sepas vivirlo, que lo sientas tal como lo siento, entenderás su más intima esencia, su libertad y su entrega. Te felicito y celebro que vivas tal como estas viviendo este sentimiento, seguramente lo mereces, pero esa sensación va desapareciendo, las mariposas vuelan de tu estomago por dos motivos.
    Uno es por que desaparece la magia, te encuentras con que no resulto tal como idealizaste y te sientes defraudada y engañada, con la sensación de haber perdido el tiempo, decepcionada. Esto sucede cuando jugamos con él amor y mercadeamos con él, cuando pretendemos conseguir la aceptación y el cariño del otro y dejamos de ser nosotros mismos para conseguir aquello que necesitamos recibir. Entonces pensamos que el sentimiento se extinguió, lo abandonamos y vamos en busca de otro amor, pero en realidad buscamos aquello que se ajusta a nuestras necesidades y que llene nuestras expectativas.
    La otra razón es que la pasión del principio se transforma en todas esas cosas que describes, en comprensión, respeto, entrega, convivencia, en acercar, ceder, y centrarse en buscar un punto medio donde las dos personas sean ellas mismas solo en una. Este amor será para toda la vida, será amor verdadero porque todo lo que llegue para aniquilarlo será rechazado, será inalterable a todas las circunstancias, a los problemas de nuestros hijos, las enfermedades, la economía, y nada ni nadie podrá destruirlo.
    Sí, mi querida amiga, las mariposas vuelan de tu estomago, pero se quedan a tu alrededor para ayudarte a no olvidar que nadie pertenece a nadie, que existen situaciones realmente duras en el que solo un autentico sentimiento es capaz de sobrevivir desde la libertad que seamos capaces de otorgarle, sin intereses. Piensa que se va transformando en algo mucho más poderoso que lo que al principio conociste.
    Como bien dices, la complicidad, el respeto, la diversión, la comunicación, forman parte de ese sentimiento autentico, de ese amor verdadero, pero no está más allá de cualquier otro sentimiento… Espero que sepas gestionarlo como merece y tu felicidad será siempre eterna. Tus preguntas presagian una gran madurez para entenderlo. Un beso

    Responder

    • Beitmotiv
      Sep 30, 2014 @ 11:30:09

      Gracias por tu comentario, Félix. ¡Te lo has currado!

      Lo cierto es que mis mariposas desaparecieron hace tiempo ya y de vez en cuando me asaltan estas preguntas, normalmente cuando estoy más sensible de lo normal y leo/veo algo que me hace reflexionar sobre el tema.

      Quiero pensar que el hecho de plantearme estas cosas tan complicadas son una manifestación de la inseguridad que a veces siento acerca de mi pareja y, sobre todo, de mí misma. Sin embargo, a pesar de esa inseguridad y de que ya no haya mariposas en mi estómago, mi relación me aporta otras muchas cosas: estabilidad, apoyo incondicional, complicidad… aparte de las que ya cité antes en el post. En conclusión, me hace feliz y ¿no es eso lo más importante?

      Un abrazo, y gracias

      Responder

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: