Querido febrero

¡Qué callado te lo tenías! Ya te daba por perdido y, de repente, vuelves a sorprenderme. Está claro que se cumple el refrán ese que dice que cuando una puerta se cierra, otra se abre, y solo un día después de leer ese RECHAZADA tan poco sorprendente, pude decir una frase muy satisfactoria: TENGO TRABAJO.

Nunca se sabe de dónde puede salir una oportunidad y finalmente resulta que los más de 800 curriculums que he mandado en los dos últimos años no han sido los que me han ayudado a conseguir un empleo. Más bien ha resultado cierto eso de que ayudan más los contactos que otra cosa y, por suerte, alguien se acordó de mí en el momento adecuado y ayer mismo comencé a trabajar como profesora en una academia. 

Dios, ¡estoy muerta de miedo! Y abrumada por la cantidad de información que he recibido en pocas horas y la cantidad de asignaturas que tengo que repasar para afrontar cualquier duda que le surja a los alumnos. En resumen, estoy flipando. ¡Y contenta! O bueno, al menos sé que debería estar contenta aunque también tengo que reconocer que a veces me cuesta un poco estarlo ya que soy consciente de que los comienzos serán complicados, más teniendo en cuenta que soy una chica tímida e inexperta…

En los últimos años he dicho una y otra vez que no quería dedicarme a la enseñanza, incluso en momentos en los que he impartido alguna que otra clase particular para ganarme un dinerillo. No sé si hacía esa afirmación por falta de seguridad en mí misma a la hora de ejercer como profe o porque realmente no me gustaba, lo único que sé es que esta oportunidad no la puedo rechazar. Debo intentarlo y dar lo mejor de mí. Tal vez así descubra la razón de ser de esa frase…

Mi hermana y mi novio me han dicho algo así como que seguro que lo hago genial, pero su opinión es tan subjetiva que no me tranquiliza en absoluto. Por suerte, mis compañeras parecen ser estupendas y han prometido echarme una mano con lo que haga falta. Sin embargo, los nervios me juegan malas pasadas y estoy pasando unos días un poco complicados. Bueno, en realidad, todo el mes ha sido complicado y estresante. Ha sido todo tan rápido que ni siquiera me ha dado tiempo a procesar todo lo que ha pasado y ahora tengo mucho con lo que lidiar.

Así que ya ves, febrero, se cumplieron los pronósticos. Sabía que serías un buen mes. Gracias por mi entrevista en Madrid, por el piso nuevo de París, por el bebé, por mi buen día de cumpleaños, por la academia… Y dile a marzo que se porte bien conmigo, que soy novata y aún tengo mucho que asimilar. Y que me cuide a F, que me tiene preocupada. Solo eso. De lo demás me encargo yo. 

Ha sido un placer vivirte. 

Con cariño, 

B

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. enmijauladecristal
    Feb 28, 2015 @ 15:51:17

    ENHORABUENAAAAAAAAA me alegro mucho por ti!! 🙂

    Responder

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: