13 de noviembre de 2015

Termina el partido amistoso entre España e Inglaterra y repaso mi twitter para ver las últimas noticias.

Varios muertos en un tiroteo en París.

Explosión en las cercanías del Stade de France donde se juega el amistoso entre Francia y Alemania.

Evacuan al presidente Hollande.

Y yo… flipo. Lo primero que hago es informar a mi hermana. “¿Qué pasa?”, me pregunta. Ella lleva horas en casa y se entera por mí de la noticia.

Pongo la tele a la misma vez que ella y vamos comentamos las novedades. Hablan de atentados en cadena, de tiroteos, rehenes y explosiones. Y mi angustia crece y no me deja respirar.

¿Por qué sigue allí? ¿Por qué vive en un país que lleva un año en alerta máxima por riesgo de atentado terrorista? ¿Por qué no vuelve de una vez a España?

Ya con los atentados de Charlie Hebdo estuve pegada a las noticias y seguí paso a paso el avance de los terroristas. Mi hermana trabaja tan cerca de esas zonas… Y me encargo de informarla a ella y a mis padres y mis primos que se preocupan por la situación.

Pienso en la suerte, en el destino o en lo que sea que hace que en esos momentos ella esté alejada del caos. Y al final agradezco que, un día más, se encuentre a salvo en mitad de esta guerra de andar por casa. 

A dos mil kilómetros pero a salvo. Eso es lo importante.

 

Anuncios

Se dice, se comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s